¿ Qué es la absenta ?

La absenta, apodada la Fée Verte (‘El hada verde’) o también apodada el Diablo Verde, es una bebida alcohólica de ligero sabor anisado, con un fondo amargo de tintes complejos debido a la contribución de las hierbas que contiene, principalmente Artemisia absinthium.
La Absenta es una bebida de alta graduación, su graduacion varia entre los 70% y 89,9% de alcohol, obtenida de la destilación de varias plantas mediterráneas, principalmente ajenjo (absenta), anís e hinojo. Es una bebida muy aromática, seca, que se puede tomar sola con agua como aperitivo, y que también es muy adecuada para mezclar.
La absenta ha sido una bebida muy controvertida durante toda su historia, desde sus orígenes en Europa. Esto se debe a que ingerir una cierta cantidad sin ningún tipo de precauciones puede generar alucinaciones, razón por la cual en algunos países han decidido prohibirla. Con el tiempo algunos países han comenzado a levantar las prohibiciones, fijando unos límites máximos al contenido de tujonas, sustancia que afecta el sistema nervioso y que es la causante de dichas alucinaciones.
Su principal compuesto es un aceite volátil, del cual la hierba, a través de la destilación proporciona entre un 0,5 a 1,0 %. Usualmente es de color verde oscuro o algunas veces azul, y tiene un fuerte aroma y amargo sabor. Este aceite contiene tuyona (absinthol ó tenacetona), tuyilol (bien solos, o combinados con ácidos isovaleriánico y málico), iso-tuyona, cadinena, felandreno y pineno.

Historia de la Absenta
La Absenta comenzó siendo un elixir en Suiza, pero donde se hizo popular fue en Francia debido a la asociación entre los artistas y escritores que tomaban esta bebida en el París de finales del siglo XIX hasta que se prohibió su producción en 1915. La marca más popular durante el siglo XIX fue Pernod Fils hasta su prohibición. Durante la Belle Époque el nombre se convirtió en sinónimo de la bebida y la marca representó el estándar de calidad de facto por el cual se juzgaba a todas las demás.

Elaboración de la Absenta
La maceración de Artemisia absinthium sin destilación produce una bebida en extremo amarga, debido a la presencia de un compuesto poco soluble en agua denominado absintina. Las recetas más auténticas denominan a la destilación después de la primera maceración y antes de la maceración «del color». La destilación de la absenta en las flores del hinojo y el anís produce una disolución alcohólica incolora que abandona el alambique con una concentración de cerca de 82% de alcohol. Se puede ver que los colores típicos de esta bebida denominados poéticamente la Bleue (‘azul’) o la Blanche (‘blanca’), o el muy famoso verde, proceden de colorantes añadidos a la bebida, que pueden provenir de compuestos artificiales, o de la clorofila de la propia artemisa añadida al líquido resultante de la destilación. Tras este proceso se reduce con agua para obtener la concentración deseada de alcohol. Dependiendo del tiempo de exposición a la luz la clorofila puede variar de color desde el verde esmeralda pasando por un amarillo verdoso hasta un marrón. Ésta es la explicación de que las absentas vendidas «vintage» muestren colores ambarinos como resultado de este proceso de envejecimiento y reacción a la luz.

Variantes de la Absenta
Las variedades no tradicionales se han elaborado mediante una mezcla en frío de las hierbas y esencias con alcohol. A veces se denominaba a este producto ‘mezcla de aceites’, este tipo de absenta no es necesariamente malo pero es considerado generalmente de inferior calidad que el de la absenta cuya elaboración procede de la destilación con su característico sabor amargo en el retro-gusto.
El contenido de alcohol en la mayoría de las botellas es extremadamente alto, pudiendo rondar normalmente entre los 55 y los 80 grados, aunque pudiendo alcanzar grados más bajos de 45º y alcanzar límites incluso más altos, hasta los 89,9º.2 Debido a esta fuerte concentración de alcohol y de componentes de las hierbas, generalmente no se toma «directamente», y por ello su consumo está unido a un ritual de preparación, que incluye el que sea diluida con agua.
Históricamente ha habido cinco grados de absenta en orden creciente de contenido alcohólico: ordinaire, demi-fine, fine, supérieure y Suisse (que no denota su origen). La de máxima calidad (Suisse) tenía un contenido alcohólico de entre 65 y 72%, la fine un 55% y la ordinaire un 45%.3 A finales del siglo XIX se elaboraban productos falsificados de absenta donde ocasionalmente se adulteraba con virutas de cobre, zinc o índigo con el objeto de dar color verde y sabores característicos. La adulteración con cloruro de antimonio para producir el efecto louché y junto con el dopaje de otros productos tóxicos contribuyeron a que la absenta tuviera una reputación de inductora a la alucinación.
Actualmente existen diversas variedades que, para acentuar su sabor, utilizan menta e incluso cannabis. No obstante conviene recordar que muchas de las hierbas empleadas en la elaboración pueden ser venenosas en grandes concentraciones. Es por esta razón que se aconseja no tomar esta bebida pura.

 

 

Fuente artículo: TragosyCopas.com
Anuncios

Resumen Aula Muy Interesante: Te la damos con queso

El pasado 14 de septiembre tuvo lugar la presentación del aula gastrocultural en colaboración con la revista Muy Interesante en el céntrico hotel Goya de la capital zaragozana.

El producto elegido para esta presentación fue el queso.

Tomamos seis quesos seleccionados por  criterios de elaboración.

El evento tuvo una gran acogida.

Por primera vez en nuestros eventos dimos la opción de asistir como oyente a la exposición de productos.

Miguel Ángel  Sabadell, editor de ciencia de la revista Muy Interesante, nos dió unas pinceladas sobre el olor del queso, sin duda una de las principales referencias a la hora de hablar de este derivado lácteo, a partir de este tema nos dió una vuelta a través de la antropología del gusto.

Jesús Solanas, sumiller y director del restaurante Aragonia, comenzó su intervención con una greguería de Ramón Gómez de la Serna: ” El queso es la inmortalidad de la leche”. Continuó hablando de las elaboraciones del queso dándonos innumerables anécdotas y referencias geográficas.

Fernando Mora, sumiller y referencia del vino a través de “The Garage Wine“, nos interpretó la difícil sinfonía que aúna queso y vino.

La selección de queso y vino fue la siguiente:

  • Cabriola, La Freixneda. Pasta blanda con moho. Leche cabra.Afinamiento 30 días. Ancienne Cure Monbazillac 2005
  • Camembert, Normandie. Pasta blanda con moho. Leche cruda vaca. Afinamiento 45 días. Clos Henri Petit Clos 2010. Pinot Noir
  • Munster Gerome Fermier, Alsacia-Lorraine. Pasta blanda lavada. Leche cruda vaca. Afinamiento 3 meses. Framinghan 2011. Sauvignon Blanc
  • Tête de Moine, Suiza. Pasta prensada no cocida. Leche cruda vaca. Afinamiento 4 meses. Mosse Anjou 2010. Chenin Blanc
  • Pecorino Siciliano DOP, Italia. Pasta prensada no cocida. Leche cruda oveja. Afinamiento 18 meses. Cava Mª del Mar Cuvée Peré Ventura
  • Stilton, Gran Bretaña, Nottinghamshire. Leche pasterizada vaca. Afinamiento 6 meses. Oporto Quinta de la Rosa ruby 601

 

Nuestra próxima cita el día 26 de octubre. Informate aqui

 

 

 

 

Los videos estan en nuestro canal Youtube.