¿El vino español es caro para los jovenes?

Esta es una de las cuestiones que más controversia suscita en los profesionales del vino español. Una parte del sector argumenta que el vino español es muy económico en comparación con otros países, y otra parte señala que es la “percepción” del consumidor la que hace al vino ser caro, cuando no lo es.

El pasado lunes día 12 de diciembre tuvo lugar en el Casino de Madrid la Tertulia enológica que llevaba como título “Nuevas formas de acercar el vino a los consumidores”. Estas interesantes Tertulias las organiza SWWS, en la persona de su responsable Eliseo González López.

Realmente el título de este coloquio despertó gran interés entre los asistentes, ya que no deja de ser un problema conocido en el sector del vino y de difícil resolución. Sin lugar a dudas se precisan medios, métodos y proyectos que logren incrementar el consumo del vino en España.

Nuestro país, a pesar de ser líder mundial en producción de vino, ocupa una triste 17ª posición en el consumo mundial. Este indicador es una prueba clara de que las cosas no se están haciendo del todo bien.

Entre los asistentes se defendió la postura de que el vino español no es caro. Los bares y restaurantes ofrecen en sus cartas de vino, interesantes precios que invitan a sus clientes a consumir estos vinos.

Según Carlos Mateu, que asistió como responsable de la Plataforma catasalacarta.com (un buscador mundial de expertos de cata), la valoración del precio de si es caro o barato lo fija de forma inconsciente el consumidor. En este sentido argumentó que el sector del vino no tiene la capacidad de señalar si en España los vinos son caros o baratos. Esta decisión la tiene siempre el público en general que es el que decide si en España sube, o baja el consumo de vino, en base a un sencillo patrón… su nivel cultural de vino.

catdelvino

Otro aspecto destacado que se trató, es cómo promocionar un consumo de vino y un consumo responsable entre los jóvenes como base del futuro del sector, y la influencia del precio en éste asunto. Porque… ¿podemos afirmar si el vino español es caro o no, para los jóvenes?

Para responder a esta inquietud, Carlos Mateu, abogando por la cultura del vino, señaló que se debe fijar en el espacio una línea horizontal de relación causa y efecto.

Así señaló que, “Si queremos fomentar el consumo de vino, el sector bodeguero ha de:

1º.- Organizar catas de vino para los clientes potenciales.

2º.- Ofrecer cultura de vino, enseñándoles a catar y entender el vino.

3º.- Lograr que los consumidores valoren el trabajo y el esfuerzo de los bodegueros.

4º.- Observar que gracias a los tres puntos anteriores se incrementa el consumo del vino.

Tras la consecución de estos cuatros puntos, el consumidor tendrá la capacidad suficiente, para decidir si el vino es caro o barato”.

Es un hecho claro y notorio que sin cultura de vino, un consumidor no puede comprender que una botella de vino tenga un precio de 12, 20 ó 45 euros cuando un vino de brick cuesta 1 euro.

El consumidor puede hacer la “asociación mental” de que cuando “un vino es más caro es mejor”, pero no puede valorar “cuanto mejor” y si la relación calidad precio le compensa. No pidamos al ciudadano saber de marcas o de calidades cuando no hay cultura de vino.

¿Cuántos ciudadanos españoles conocen aunque sea someramente: los principales tipos de uva (o que hay más de 600 variedades), las diferentes Identificaciones Geográficas Protegidas (140 entre Vinos de Pago, Denominaciones de Origen, Vinos de Calidad y Vinos de la Tierra), las formas de crianza de los vinos, los diversos métodos de vinificación, las temperaturas de servicio…? ¿Pocos, verdad? ¿Y cómo, – a sabiendas que son pocos -, vamos a pedirles que consuman vino a entre 2 y 4 euros la copa, cuando la cerveza es una alternativa atractiva y económica, que además cumple su objetivo de “disfrutar el momento” (o ponerse “contentillos”, y tan solo les cuesta 1 euro la caña?.

Para un joven francés, el vino español es barato,… y para un joven español es caro… ¿no influirá también en esta percepción los bajos salarios que existen en España en comparación con los que existen en Francia, y resto de países?

Otra de las cuestiones que se abordaron en la Tertulia fueron las siguientes:

  • ¿por qué en España el sector del vino no ha sido capaz de “entrar” en Discotecas y Clubs de copas, con algún tipo de vino frío, o espumoso como en el resto del mundo?

  • ¿por qué se celebran más ferias de vino para profesionales que para consumidores?.

  • ¿por qué el oligopolio de la cerveza, formado por 5 empresas, hace más publicidad en prensa, radio y televisión que 4.300 bodegas españolas?.

  • ¿por qué muchos ciudadanos desconocen que en su provincia se produce vino, y solo conocen Ribera, Rueda y Rioja?

  • ¿por qué en los bares, sus camareros, ponen cara de susto cuando se pide en la barra por ejemplo, un Pinot Noir, una Garnacha, una Syrah, o un Cabernet Sauvignon?

… ¿será por qué en España no hay cultura de vino?

Para finalizar la Tertulia, los asistentes recomendaron un consejo,… empezar todos juntos a hacer los deberes… para así lograr que España lidere el ranking de consumo mundial de vino. Se trata de un “sitio de liderazgo” que por su historia, tradición y cultura, – sin lugar a dudas-, le corresponde.

Fuente: catadelvino.com

Los 10 vinos más caros de 2015

Recientemente Wine Searcher publicó un listado con los vinos más caros a nivel mundial en este año 2015, cuyas 10 primeras posiciones puedes ver a continuación. Como era de esperar, las primeras posiciones están dominadas por vinos de Francia, referente internacional en cuanto a inversión de vino.

vino mas caro

Henri Jayer Richebourg Grand Cru, Cote de Nuits, Francia en 13.580$: Este vino elaborado con la variedad Pinot Noir. Esto lo hace el vino más caro, su precio ha ido en aumento estos últimos 3 años y es un de los más populares en Europa y Asia. Elaborado con la variedad Pinot Noir.

Domaine de la Romanee Conto Romanee Conti Grand Cru, Cote de Nuits, Francia en 13.196$: Los críticos lo han elegido como uno de los 5 mejores vinos franceses; The Wine Advocate dio a la vendimia de 2012 una puntuación de 99 y Jancis Robinson dio la vendimia de 2012 una puntuación de 19/20. Su precio aumentó gradualmente los últimos 3 años hasta convertirlo en el segundo más caro de Borgoña. Elaborado a partir de la variedad Pinot Noir en Romanee-Conti, un sitio de viñedos Grand Cru (y la denominación correspondiente) de la sub-región de Cote de Nuits de Borgoña.

Henri Jayer Cros Parantoux, Vosne Romanee Conti Grand Cru, Francia en 8.473$: Valorado por lo críticos como uno de los 5 mejores vinos Vosne-Romanée Cros Parantoux, es el segundo vino más caro de Vosne-Romanée Premier Cru. Su precio ha aumentado en el último año. Cros Parantoux es una de las zonas más respetadas en Vosne-Romanée, considerado por muchos como digno de estatus Grand Cru. Se encuentra en las laderas por encima de Richebourg Grand Cru, y al igual que su famoso vecino es utilizado para plantar Pinot Noir.

Ego Muller Scharzhof Scharzhofberger Riesling Trockenbeerenauslese, Mosel, Alemania en 6.924$: Este es el vino blanco con el precio más alto de Alemania y el tercero más popular. En los últimos tres años el precio se ha aumentado. Elaborado a base de Riesling en Wiltingen, un pueblo pequeño pero importante en el río Saar. Wiltingen tiene tres viñedos que han sido clasificados por el VDP como Erste Lage – Scharzhofberger, Braunfels y Gottesfuss.

Domaine eFlaive Montrachet Grand Cru, Cote de Beaune, Francia en 5.769$: Este es el vino blanco con el precio más alto de Cote de Beaune. Su precio ha ido en aumento en los últimos tres años. Elaborado a base De Chardonnay.

Domanine Georges & Christophe Roumier Musigny Grand Cru, Cote de Nuits, Francia en 4.935$: Este es el vino es el más caro de Chambolle-Musigny. En los últimos 3 años su precio ha aumentado. Elaborado a base de Pinot Noir (la uva de vino tinto clave en Borgoña) en Le Musigny, una viña Grand Cru en el corazón de la zona vinícola de Cote de Nuits de Borgoña.

Jon. Jos. Prum Wehlener Sonnenuhr Riesling Trockenbeerenauslese, Mosel, Alemania en 4.867$: Este es el tercer vino mejor calificado por The Wine Spectator y el segundo más caro de Alemania. Elaborado a base de Riesling en Wehlen, uno de los pueblos más conocidos en la región del vino de Mosela de Alemania, situado justo bajo las aguas de Bernkastel-Keus y Graach, e inmediatamente antes de Zeltingen.

Domaine de la Romanee Conti Montrachet Grand Cru, Cote de Beaune, Francia en 4.458$: Valorado por The Wine Advocate como uno de los 5 mejores vinos Puligny-Montrachet, ha recibido más premios que cualquier otro vino de la región. Elaborado a base de la variedad Chardonnay en el viñedo Montrachet, la joya de la corona de los vinos blancos de Borgoña.

Domaine LeRoy Musigny Grand Cru, Cote de Nuits, Francia en 4.454$: Este es el segundo vino más caro de Chambolle-Musigny, su precio ha aumentado en los últimos 3 años. Elaborado a base de la variedad Pinot Noir en Le Musigny una viña Grand Cru en el corazón de la zona vinícola de Cote de Nuits de Borgoña. Como indica su nombre, se encuentra en la parroquia ofChambolle-Musigny. Este viñedo ha jugado un papel importante en la vida local – tanto es así que, en 1882, su nombre se añade al de la aldea (originalmente sólo “Chambolle”). El viñedo fue clasificado oficialmente como Musigny Grand Cru en 1936.

Domaine Jean Louis Chave Ermitage Cuvee Cathelin, Rhone, Francia en 4.131$: Este es el tercer vino francés con la calificación más alta en The Wine Advocate y Wine Spectator. Este es el vino más caro de Rhone, en estos últimos 2 años su precio ha tenido una tendencia al alza. Elaborado a base de Syrah, una uva de vino tinto de piel oscura. Sus orígenes han sido popularmente debatidos, pero su moderna casa vitivinícola es, sin duda, el Valle del Ródano al norte del este de Francia.

Fuente: El blog de Uvinum