¿Qué es el azucar moreno?

El proceso de producción de cualquier tipo de azúcar, sea blanco, moreno, o de cualquier otra denominación, es el mismo en todas las etapas y sólo difiere ligeramente en la última. El proceso es bastante complejo, pero podemos simplificarlo.

Se lava y se trocea la caña o la remolacha y se hace un proceso análogo a una infusión en agua, de forma que se extrae un jugo dulce. Ese jugo contiene una gran cantidad de sacarosa, pero también va acompañado de otras sustancias indeseables que podrían estropearla. Estas sustancias se eliminan añadiendo otros compuestos con los que se combinan fácilmente y terminan depositándose en el fondo del jugo, por lo que se pueden extraer por decantación y filtrado. Gracias a este proceso de separación también se inhibe el crecimiento de bacterias.

Así llegamos a una disolución que es básicamente agua con sacarosa. El agua se evapora -de ahí que las fábricas de azúcar estén envueltas en grandes nubes de vapor de agua- hasta llegar a una disolución saturada. En este punto es donde la sacarosa empieza a formar cristales. Hay una pequeña parte de sacarosa que, por su contenido en agua e impurezas, no llega a cristalizar. Parte de esta sacarosa carameliza hasta volverse amarga y adquirir un color parduzco. Esta fracción es la melaza.

Esta última parte del proceso se repite hasta lograr una separación óptima entre la sacarosa cristalizada y la melaza. La melaza se emplea, entre otras cosas, para producir alcohol etílico.

melaza

El azúcar moreno se produce de la misma manera que el azúcar blanco, salvo en la etapa final en la que se separa la sacarosa de la melaza. En el azúcar moreno se conserva parte de la melaza. Según la cantidad de melaza que se conserve y la forma de presentación del producto final, podemos distinguir varios tipos (mascabado, turbinado, demerara, etc.) La presencia de más o menos melaza es la responsable de las apreciables diferencias en el aroma y el sabor de los distintos tipos de azúcar moreno. Como la melaza es de color pardo, es la responsable de teñir el azúcar moreno.

Hay dos maneras de producir azúcar moreno: mezclando azúcar blanco con melaza hasta llegar a la proporción deseada, o bien no separar totalmente la sacarosa de la melaza en la última etapa de la producción. Con el modo de mezcla se controlan mejor las proporciones y se reducen costes, ya que es más sencillo fabricar varios tipos de azúcar moreno ajustando las mezclas.

Los azúcares turbinado y demerara se obtienen por cristalización del jugo de azúcar crudo, que se centrifuga para retirar el agua y algunas impurezas.

El mascabado, moscovado o moscobado es un azúcar moreno oscuro sin refinar que se produce sin centrifugado y tiene cristales mucho menores que el turbinado. El extracto de caña de azúcar se calienta para espesarlo se evapora al sol y se machaca una vez seco para obtener un azúcar húmedo sin procesar que retiene todos los minerales naturales.

No es cierto que se empleen colorantes para teñir el azúcar, ya que esto no está legalmente permitido. En todos los tipos de azúcar moreno, el color pardo se debe a la melaza. Cuando disolvemos azúcar moreno y éste pierde su color superficial revelando que el interior se asemeja al azúcar blanco, es debido a que es un azúcar moreno producido por mezcla.

 

 

 

 

Fuente: culturacientifica.com

Autora: Déborah García Bello, química y divulgadora científica

¿Qué es el Amarone?

El Amarone della Valpolicella es un vino muy particular, elaborado a partir de uvas pasas, previamente secadas al sol, tal y como se hace con la variedad Pedro Ximénez para conseguir el vino dulce del mismo nombre. En este caso, y al contrario de lo que suele hacerse en la mayor parte de vinos de uva pasa, en primer lugar se utilizan variedades locales tintas en vez de blancas y, en segundo lugar, el resultado que se obtiene es un vino seco con unas características organolépticas diferenciadas.

Amarone

Su color es rojo oscuro, que tiende al granate a medida que el vino envejece. Presenta un olor acentuado, un sabor pleno, cálido y aterciopelado y, en nariz, notas de fruta madura, confitura de cereza y frambuesa.

Al envejecer, pueden ser perceptibles también aromas de musgo y alquitrán. Los azúcares residuales son de un máximo de 12 g/l, mientras que la graduación alcohólica oscila entre los 14 y los 16 grados. La zona de producción se encuentra en la provincia de Verona, en la región del Veneto en el norte de Italia, y las variedades utilizadas normalmente son Corvina veronese, Corvinone y Rondinella, con presencia limitada de otras variedades tintas.

La particular elaboración del Amarone sigue el mismo principio que la de otros vinos en los que se pretende elevar la concentración de azúcar en la uva y, además, potenciar sus aromas y acidez, como en los Eiswein (vino de hielo) o Strohwein alemanes, el vin de paille francés, y otros caldos de Grecia, Chipre o Italia, casi siempre maridados con los postres.

El Amarone, en cambio, se suele combinar con platos de otoño e invierno, como asados, caza, embutidos, quesos curados, risottos y otros platos típicos de la región, y también, tomado solo, como colofón de una buena cena. Se sirve en vaso ancho, para favorecer su oxigenación a una temperatura de 18 a 20º C.

El proceso de secado de las uvas dura unos 120 días o incluso más, según el contenido de agua previo de la fruta, bajo una estricto control de la ventilación y la humedad, destinado a evitar la aparición de hongos y cuidar el correcto secado a medida que cambian las condiciones climáticas exteriores al llegar el invierno. A principios de febrero, se prensa la uva y se maceran los hollejos hasta 30-50 días, de manera que los azúcares, por efecto de la levadura, se convierten paulatinamente en alcohol, hasta llegar al grado determinado para el Amarone. Si la concentración de azúcares se mantiene por encima de lo marcado, el vino resultante pasa a denominarse Recioto della Valpolicella, un vino tinto dulce de diferentes características.

 

 

Fuente: el blog de Uvinum

¿Qué es el calvados?

El calvados toma su nombre de la región normanda de Calvados, que a su vez parece tomar el suyo de un buque de la Armada, a la que incomprensiblemente se sigue llamando Invencible, que encalló por aquellos andurriales: el “San Salvador”, de “Salvador” paso a “Calvador” y de ahí a “Calvados”.
Según la tradición,  la receta de la sidra o al menos las manzanas a partir de la cuales se hace este licor, fueron introducidas en Francia desde el Norte de España por los supervivientes de los naufragios de la Armada. Una bonita leyenda, pero en el Canal conocían la sidra desde hacia un poco antes, que se sepa, desde la época de Cesar. En Normandía era la bebida más popular ya en el siglo XII y ya en 1533, Gilles de Gouberville dejó por escrito en Cotentin como destilar la sidra para hacer brandy; el mismo año de la Armada, un normando, Julien le Paulmier, incluía 82 variedades de manzanas para sidra en su tratado De Vino et Pomaceo.

En 1942 los franceses decidieron crear una denominación de origen para el calvados. La primera fue la de Pays d’Auge pero más tarde aparecieron 10 más para otras zonas de Normandía que finalmente se combinaron en una en 1984, conocida como AOC. Esto hubiera sido demasiado sencillo para la administración francesa, así que la AOC también acabó subdividiéndose, ahora conviven la AOC normal, la AOC Pays d’Auge, más orientada a la calidad y la AOC Dromfrontais, para una variante de calvados que tiene un 30% de pera. Protegido y vigilado con una denominación de origen, el calvados no sólo ha empezado a conocerse fuera de Normandía, sino de Francia. Recientemente también se ha reconocido al primo bretón del calvados, el lambig (también conocido como Fine Bretagne, gwinardant, odivi or lagout), con una denominación de origen, la AOR.

calvados mapa
Para fabricar un litro de calvados se necesitan unos 27 kilos de manzanas (o 20 litros de sidra). El calvados no se hace con una sola variedad de manzanas, cada productor usa su particular y compleja proporción dependiendo en sus propiedades, como la acidez, concentración de tanino, azúcar, etc. que le darán un sabor propio.
Después de recolectar y prensar las manzanas, se deja que el resultado empiece la fermentación y que se convierta en una sidra que tenga la suficiente cantidad de alcohol como para destilarse (sobre un 4,5 %). La sidra se destila una primera vez, obteniéndose las “petites eaux”  o “brouillis” con una concentración del 28%, las “petites eaux” se destilan una segunda vez para llegar a una concentración del 72% (aunque a veces el AOC Dromfrontais sólo se destila una vez, dejándolo madurar más tiempo), finalmente, este liquido totalmente transparente se pasa para envejecer a barricas de roble, de las que adquiere su típico color dorado/ambarino y que les permiten tomar cuerpo, de hecho, una vez embotellado, el calvados deja de envejecer por lo que es mejor no atesorarlo, sino bebérselo rápidamente y pasar a la siguiente botella.

Como ya hemos visto, la primera división es según la denominación de origen. El pata negra suele ser el de Pays D’Auge, el AOC es el normalito y el Domfrontais, que es el que tiene un 30% de pera, más frutal y concentrado pero con menos matices.

calvados

La segunda es por edad. Hay muchas formas de dar la edad, directamente, (por ejemplo, “20 ans d’âge) que indica el calvados más joven que se ha usado ya que es habitual mezclarlo con calvados más viejo para mejorar el joven, por el año de embotellado, que además indica que esta vez no se ha mezclado con otro o por último, según la siguiente tabla:

Fine, *** o similar: mínimo de dos años en barrica de roble

Vieux o Réserve: mínimo de tres años en barrica de roble. El Domfrontais tiene que ser mínimo de esta edad.

V.O., Vieille Réserve o VSOP: mínimo de cuatro años en barrica de roble

Extra, XO, Napoléon u Hors d’Age: mínimo de ocho años en barrica de roble, las edades suelen ser 8, 12, 15, 20 o 25.

Hay otra opción, Age Inconnu, pero es poco probable encontrarla de forma comercial

Un último detalle, si en la etiqueta aparece “non reduit” indica que sólo se ha eliminado alcohol debido a la evaporación natural, que lógicamente indica que tiene mucho más alcohol.

 

 

 

 

 

Autor: gourmeteros.blogspot.com

Las uvas favoritas para el vino de Oporto

El vino de Oporto no viene precisamente de una uva “noble”, podríamos decir, sino que más bien es una mezcla, y existen 6 uvas principales que contribuyen a la mayoría de la producción de este tipo de vino.

uvas

1. Touriga Nacional: es sin duda la uva con la mayor reputación de todo el repertorio, la preferida de muchos productores y agricultores y la más utilizada tanto para la creación del Porto como para otros vinos de mesa. La uva tiene una gruesa y oscura piel que resulta en vinos muy oscuros y concentrados.

2. Touriga Francesa: es la uva más cosechada en la región de Douro, la región más grande e importante en cuanto a viñedos y viticultura se refiere. Es muy similar a la Touriga Nacional, y produce vinos mucho más aromáticos.

3. Tinta Roriz: este fruto aporta una complejidad aromática a la mezcla siendo no nativa de Portugal, pues proviene de la misma variedad del Tempranillo, la cual se origina en las regiones de La Rioja y Navarra en España.

4. Tinta Barroca: es nativa de la región de Douro, es la tercera variedad más cosechada y le da al Porto profundidad. Sin embargo, se debe de mezclar con otras uvas más ácidas ya que ésta es muy dulce y contiene altos índices de azúcar.

5. Tinto Cão: literalmente significa “perro rojo” y se piensa es la uva más antigua de la región, que se ha adaptado muy bien al clima seco y extremadamente caliente de Douro. Puede cosecharse muy bien incluso en tierras pobres y genera altos niveles de acidez.

6. Tinta Amarela: también conocida como Trincadeira, es procedente indígena de Portugal, pero no es nativa de la región Douro. Hoy en día, es rara pues el clima no favorece su cosecha. Sin embargo, cuando se utiliza en las mezclas provocan dulces aromas a cereza.

Fuente: El blog de Uvinum

¿Qué es un whisky ahumado?

Para maltear la cebada que dará lugar al whisky, esta debe ponerse en remojo y secarse después. Gracias a este proceso, luego será más fácil extraer los azúcares para el proceso de maceración. Este proceso es similar en todas las destilerías, aunque difiere un poco para crear un whisky ahumado.

En el caso de los whiskies ahumados, la cebada se seca con el calor y el humo de un fuego de turba. La turba es una mezcla de vegetación, animales y musgo, que con el paso de los años se ha ido compactando en capas. Como una especie de barro muy compacto. Anteriormente (y en algunas islas todavía) se utilizaba en Escocia para calentar las casas.

turba-ahumado

Hoy en día es la base para la creación de diversos whiskies ahumados. El humo de la turba produce elementos químicos llamados fenoles, que la cebada malteada absorbe en el proceso de secado. Según el tiempo que se expone el grano al humo, la cantidad de humo y el tipo de turba utilizada, cambiará el nivel de fenoles.

Normalmente, la malta húmeda se seca durante unas 30 horas (en ocasiones más). En el caso de Laphroaig, se seca durante 15 horas con humo de turba y luego 19 horas con aire caliente.

Cuando se acaba el proceso de secado, se mide la cantidad de fenoles (o de “ahumado) de la malta. Para hacerlo, se utilizan PPM (partes de fenol por millón). Cada destilería suele tener siempre el mismo nivel de PPM para su malta, que después también se medirá en el espirituoso final.

Durante el proceso de destilación siempre se pierden fenoles, por lo que en el whisky final encontraremos una tercera parte de los PPM iniciales. La mayoría de los whiskies tienen siempre un ligerísimo toque ahumado, entre 1 y 5 PPM, prácticamente indetectable. Cuanto más ahumado es un whisky, más fácil es detectar los niveles de fenoles.

Para que os hagáis una idea, estas son las cantidades de algunos whiskies ahumados:

The Ardmore – entre 12 y 14 PPM

Benromach – 12 PPM

Talisker – entre 18 y 22 PPM

Bowmore – 25 PPM

Lagavulin – entre 35 y 40 PPM

Ardbeg – 55 PPM

Laphroaig – entre 40 y 60 PPM

No existe una manera “correcta” de disfrutar de un whisky ahumado. Hay quién lo prefiere sólo, otros le añaden agua y algunos incluso hacen increíbles cócteles.

Como con cualquier whisky, debes tomarlo como más te guste. Pero si no has probado un whisky ahumado nunca, mejor no empieces con un Bruichladdich Octomore 6.3 (sólo para valientes, ¡258 PPM!).

octomore

En mi caso, mi primer whisky ahumado fue el irlandés Connemara. Un whisky perfecto para iniciarse, ya que la triple destilación irlandesa suaviza el toque de humo. The Ardmore es también una buena opción para principiantes.

Si ya sabes si te gustan los whiskies ahumados (y la respuesta es afirmativa) podemos avanzar más. Aquí ya entramos en el tipo de matices que te gusta encontrar en cada whisky. Si te gustan los toques a jerez, apuesta por un Bowmore, un buen equilibrio entre turba y jerez. Si prefieres toques un punto más dulzones, acércate a Ardbeg.

Fuente: Todo Whisky

¿Qué es Diageo Special Releases?

La colección Diageo Special Releases de 2016 está compuesta por 10 whiskies escoceses, que se lanzan al mercado en pequeñas cantidades. Estas expresiones son, según Diageo, “lo mejor de nuestro portfolio de whisky escocés”.

Todas las expresiones de la colección son ediciones limitadas, embotelladas como cask strength, que harán las delicias de aficionados y coleccionistas. Como siempre, destacan las expresiones de destilerías ya cerradas, como un single grain de 40 años de Cambus o una expresión de 37 años de Port Ellen.
diageosr2016-all-585x206
Auchroisk 25 años

Aunque actualmente tenga un nombre difícil de pronunciar, el single malt Auchroisk solía llamarse Singleton. Es un whisky poco conocido y difícil de encontrar, y tal vez por ello es la 3a vez que forma parte de la colección Diageo Special Releases.

Esta expresión, destilada en 1990, es una mezcla de barricas de segundo llenado de roble americano y roble europeo. Se ha embotellado al 51.2% de volumen, y tan sólo existen 3.965 botellas. Su precio de venta es de 280£ (337 euros).

Brora 38 años

Otro clásico en la selección Diageo Special Releases, y uno de los más buscados. La destilería de Brora cerró en los años 80, y la falta de expresiones de embotelladores independientes lo convierte en un rare malt.

Esta expresión, destilada en 1977, se ha embotellado al 48.6% de volumen. Tan sólo hay 2.984 botellas, y su precio de venta es de 1.450£ (unos 1.700 euros).

Cambus 40 años

En los últimos años, Diageo está dando una oportunidad al whisky de grano dentro de la serie Diageo Special Releases. La destilería cerró en 1993, con sólo una expresión a la venta (la que commemoraba el cierre).

Cambus 40 años ha madurado en barricas de segundo llenado de roble americano, y se ha embotellado al 52.7% de volumen. Tan sólo hay 1.812 botellas disponibles, a un precio recomendado de venta de 750£ (878 euros).

Caol Ila 15 años

Esta es, quizás, la expresión más asequible si queremos hacernos con una de las botellas de la Diageo Special Releases. Caol Ila es un habitual en la selección de Diageo, aunque este año sorprende con una expresión sin turba (aunque siempre quedara un poco de humo).

Esta expresión de Caol Ila se destiló en el año 2.000 y se embotelló el año pasado al 61.5% de volumen. Habrá cantidades limitadas en todo el mundo, con un precio recomendado de venta de 90 £ (105 euros).


Cragganmore

La única expresión de la colección sin definición de edad (NAS). Una expresión que ha madurado en barricas hogsheads americanas de segundo llenado, hogsheads americanas rejuvenecidas y barricas de roble europeo de segundo llenado.

Embotellada al 55.7% de volumen, sólo existen 4.932 botellas en todo el mundo. Su precio de venta es de 400 £ (468 euros).

Glenkinchie 24 años

Esta es una expresión que se aleja del habitual perfil Lowland de la destilería de Glenkinchie. Ha madurado completamente en barricas de segundo llenado de roble europeo.

Destilada en 1991, se ha embotellado al 57.2% de volumen. Existen 5.928 botellas de esta expresión, disponibles por un precio recomendado de venta de 300 £ (350 euros).

Lagavulin 12 años

Es la expresión más accesible de toda la gama Diageo Special Releases. Además, este año es algo especial, ya que la destilería conmemora 200 años de historia.

Esta expresión se ha embotellado al 57.7% de volumen, y estará disponible mundialmente en cantidades limitadas. Su precio de venta: 80 £ (93 euros).

Linkwood 37 años

Desde 2008 no había aparecido otra expresión de Linkwood en las Diageo Special Releases, lo que la convierte en una de las expresiones más curiosas.

Destilado en 1978, este whisky se ha embotellado al 50,3% de volumen. Con un precio de venta de 600 £ (700 euros), tan sólo existen 6.114 unidades en todo el mundo.

Mannochmore 25 años

Esta es una de las expresiones que más destacan en la selección Diageo Special Releases. Las barricas formaban parte de un programa experimental de Diageo llamado Calculus. En él se investigaban los procesos de maduración y envejecimiento combinando whiskies con distintos tipos de barrica. De ese programa salieron varias expresiones, pero otras aún esperan ver la luz.

Este Speyside es una combinación de barricas de bourbon de primer llenado, barricas nuevas de roble y barricas Butt de roble europeo. Embotellada al 53,4%, existen 3.954 botellas, con un precio de venta de 250 £ (292 euros).

Port Ellen 37 años

La joya de la corona de cada lanzamiento de la gama Diageo Special Releases. La destilería cerró en 1983, y desde entonces sus whiskies son de los más buscados en todo el mundo.

Esta expresión ha madurado en barricas hogsheads y butts de roble americano de segundo llenado. Destilado en 1978, se ha embotellado al 55.2% de volumen. Tan sólo existen 2.940 botellas en todo el mundo y su precio está lejos del alcance de muchos: 2.500 £ (2.900 euros).

Al Capone y la caducidad de los alimentos

Ya sabes que el mafioso se hizo rico produciendo y distribuyendo bebidas espirituosas (por decirlo de un modo gentil) hasta que un tal Eliot Ness se las arregló para arruinarle el negocio y meterlo entre rejas.

al_capone_in_florida

Todo comenzó durante la época “de oro” del mafioso, cuando para ganarse el respeto (y agradecido silencio) de las gentes menos pudientes, distribuía comida gratuita en lugares de bajos recursos durante la “gran depresión”; así cualquiera que perdiera su trabajo lograba al menos alimentarse con cierta dignidad.

Aparentemente por esos años, un niño (supuestamente familiar de Capone) falleció a causa de consumir leche en mal estado. Debemos comprender que en esos años, la calidad de los alimentos no estaba muy bien regulada y dependía más del cuidado de la empresa productora que de control alguno.

Lo cierto es que ante éste hecho fatídico, y sabiendo que tarde o temprano la “ley seca” iba a caducar, Capone se interesó en el “negocio” de la distribución y venta de leche (recordemos que tenía una gigantesca flota de camiones que utilizaba para distribuir sus licores de forma clandestina).

vintage-1941-gallon-milk-bottle_1_34fa21a653e3446dee136493cc5be8b9

Capone puso manos a la obra para “reinventar” su negocio: compró una planta procesadora de leche llamada Meadowmoor Dairies, y consiguió (no le faltaban contactos políticos para ello) que el Consejo de la Ciudad aprobase una ley exigiendo que todas las botellas de leche llevasen una fecha de caducidad estampada.

Eso de “estampar la fecha de caducidad” en las botellas de leche, puede parecer un pensamiento altruista debido a la muerte de aquel niño… pero estamos hablando de Capone.
En realidad, su objetivo era mucho más mundano: Capone también había logrado controlar junto a su hermano el mercado de las máquinas que estamparían la fecha de caducidad, por lo que hasta sus competidores productores de leche debían recurrir a él, al promulgarse la ley.

Así, la muerte de un niño le dio a Capone una idea de negocio que, por sus obvios beneficios colaterales a la salud pública, luego sería norma obligatoria en todo alimento envasado.

Así que, cuando veas la fecha de caducidad de tu próximo yogur… acuérdate de Capone.

 

 

 

Fuente:http://www.labrujulaverde.com/2015/04/fechas-de-caducidad-en-los-alimentos-agradeceselo-a-al-capone

¿Qué es la chalaza?

Posiblemente en más de una ocasión habrás observado que, al cascar un huevo y ponerlo en un plato (o sartén), entre la yema y la clara había un filamento gelatinoso de color blanco (resaltando de la trasparencia de la clara y el amarillo de la yema).

chalaza-el-filamento-blanquecino-que-hace-que-la-yema-quede-flotando-en-medio-de-la-clara

Su nombre es ‘chalaza’ y no está ahí de forma casual, ya que tiene una función vital en el huevo, a pesar de que a algunas personas -sobre todo los más peques- les da fatigas encontrárselo y muchas serán las veces que habrán dicho algo similar a “quítale el ‘moco’ al huevo” a la hora de ir a comérselo.
Pues bien, la importante función que realiza la chalaza dentro del huevo es la de mantener la yema en suspensión y que ésta quede en el centro de la clara para que no toque los bordes del interior de la cáscara.

partes-del-huevo

Ese es el motivo por el cual, en la mayoría de ocasiones, cuando cascamos un huevo o lo cocemos (huevo duro) la yema aparece en el centro y no en un lado.

Cabe destacar que, según ha puesto el ave el huevo y van pasando los días, con el tiempo la chalaza va perdiendo ese característico color blanco y al cascar uno y ver que apenas es imperceptible sería un síntoma de que el huevo está a punto de ponerse en mal estado (si es que ya no lo está) y, por lo tanto, sería aconsejable desecharlo y no consumirlo para evitar una intoxicación.

 

 

Autor y fuente de las imagenes: Alfred López @yelqtls / Wikimedia commons
 del blog de 20 minutos

¿Qué es el shrub?

 

El Ark of Taste es un proyecto de la Slow Food Foundation que investiga y recopila sabores y alimentos tradicionales que corren el riesgo de desaparecer. El shrub se incluyó en esta lista y pocos conocían de su existencia, hasta que en 2006, una columna de Eric Felten en el Wall Street Journal llamó la atención de los bartenders americanos. La fiebre del shrub empezó.

En España hace pocos años que encontramos shrubs en coctelerías o en recetas de concursos. Muchos ni siquiera lo llaman así en la carta para no asustar a los clientes. Yo misma he visto caras de terror en algunos consumidores al escuchar que su cóctel llevaba vinagre.

¿Qué es un shrub?

Se puede definir un shrub como un sirope concentrado hecho de fruta, vinagre y azúcar que tradicionalmente se mezclaba con agua para crear una bebida refrescante. El nombre proviene de la palabra árabe sharab, que significaba “beber”. Aunque el consumo de vinagre se remonta a unos 3.000 años antes de Cristo, el shrub llegó a occidente a través de los sherbets que se bebían en Turquía y Persia. Estos se preparaban con azúcar, zumo de frutas cítricas, flores, hierbas y nueces y se consideran los primeros refrescos de la historia.

Los musulmanes lo tomaban solo, ya que el Islam prohíbe beber alcohol, pero cuando el sherbet llegó a Europa a mediados del siglo XVII se empezó a mezclar con ron y brandy y a consumirse en los barcos por marineros y comerciantes. Es entonces cuando se denominó shrub para diferenciarse del sherbet turco.

Tras siglos de esplendor, la llegada de los refrescos carbonatados y las neveras a finales del siglo XIX hizo innecesario conservar la fruta y esta nueva moda los alejó del gusto popular, más inclinado a las novedades. Desde entonces y hasta el renacer actual, los únicos que lo bebían y producían eran las comunidades amish y menonitas de Pensilvania, que lo habían adoptado como bebida tradicional.

La forma más rápida y habitual de hacer  un shrub es cocinar fruta machacada, azúcar y un poco de agua hasta formar un sirope, colarlo cuando esté frío y mezclarlo después con vinagre. También se puede dejar la fruta macerar en vinagre a temperatura ambiente durante unos días y luego hervirlo con azúcar.

scrubs

Sin embargo, Michael Dietsch, autor del libro Shrubs, an old-fashioned drink for modern times, recomienda prepararlo en frío para que los aromas y sabores de la fruta permanezcan inalterados. Es un proceso más largo, pero evita cocinar la fruta y cambiar los sabores primarios. Su procedimiento es dejar uno o dos días la fruta con azúcar en un bol para extraer de forma natural su jugo y formar así un sirope. Después, simplemente hay que colarlo y añadir el vinagre.

Dietsch también recomienda no seguir la proporción habitual de azúcar, vinagre y fruta a partes iguales, sino que prefiere poner siempre el doble de fruta que del resto de ingredientes para darle más protagonismo a la materia prima.

Forma parte de un texto de Elvira Aldaz del blog http://www.theshakerandthejigger.com/

Llega Evolution Spirits al Salón de Gourmets

Evolution Spirits es el nuevo espacio del Salón de Gourmets (SG), Feria Internacional de Alimentación y bebidas de Calidad, dedicado en exclusiva a los destilados Premium, tanto nacionales como internacionales. Por primera vez, se crea un área específica dedicada a este sector que se celebrará, durante el Salón de Gourmets, únicamente el martes 25 y miércoles 26, en horario de 12:00 a 20:30 horas.

Organizado por Fenicia en colaboración con el Grupo Gourmets, nace coincidiendo con el 5º aniversario de Ginmotive,  y pretende convertirse en el punto de encuentro más importante para los profesionales del sector de los espirituosos de Europa.
Para ello, los mejores cocteleros analizarán la evolución de un sector en alza y darán a conocer todas las novedades y tendencias que marcarán el próximo año. Las principales marcas podrán exhibir sus productos en la única feria europea dedicada a las delicatessen que celebra su 31 edición en IFEMA.

No solo los años acreditan la experiencia del Grupo Gourmets, sino también sus cifras que siguen creciendo hasta alcanzar los 37.000 productos, 1.500 expositores, 1.200 novedades, 85.000 visitantes profesionales y 200 millones de euros que se estiman para la próxima edición. Esta es la razón por la cual, el 31 SG ocupará un pabellón más, en total serán cuatro (2, 4, 6 y 8).

Las actividades compartirán protagonismo con el primer showroom de destilados que tendrá lugar en el Salón de Gourmets.

Openshows

En presentaciones de 30 minutos las compañías participantes darán a conocer su particular versión del ‘perfect serve’ en la barra de coctelería.

Private Tasting

En la Sala de Catas los expositores llevarán a cabo demostraciones, degustaciones y talleres personalizados para dar a conocer las particularidades de sus productos.
Cigar Lounge

Los visitantes profesionales podrán descansar tras sus reuniones comerciales en este espacio exterior acondicionado para realizar catas sobre cigarros y puros.
Os dejamos el cartel de presentación de Salón de Gourmets en este link salon2017