Estrellas Michelín en Aragón

La alta cocina aragonesa ha vuelto a tocar el cielo. Las Torres, en Huesca, y Bal D´Onsera mantienen su estrella Michelín, mientras que el Lillas Pastia vuelve a presumir de ella tras haberla perdido en 2009. Los nombres se dieron a conocer este jueves en la presentación de una nueva edición de la Guía Michelín.

Regentado por Carmelo Bosque, el Lillas Pastia, en Huesca, fue el primer restaurante aragonés que obtuvo este reconocimiento. Fue en 1998, tres años después de su apertura, y la mantuvo hasta hace tres ediciones. Ahora vuelve a recuperarla con un concepto de cocina donde el chef “ha sabido conjugar la cultura culinaria arraigada en su tierra natal y las tendencias de la cocina contemporánea” dando a la trufa un especial protagonismo.

Mantiene la estrella el oscense Las Torres, de Rafael Abadía, y el zaragozano Bal D´Onsera con el tándem vasco-turiasonense Carmen Arregui y Josechu Corrella en los fogones para ofrecer una cocina de producto y de temporada en un ambiente sofisticado, moderno y minimalista.

En el plano nacional, ningún restaurante español ha conseguido incorporarse a la cima de los restaurantes que presumen de tener las tres estrellas (Arzak, Martín Berasategui, Santa Pau, Akelarre y El Celler de Can Roca).

 

Fuente: Nosolovinos

Asociacíon de Sumilleres de Aragón: “trae lo que quieras”

Este título define  la cata que se ha realizado hoy 12 de abril de 2010 en el local de la Asociación de Sumilleres de Aragón  ( ASA ).

Cada uno de nosotros ha llevado un vino ( alguno ha llevado varios ) con el objeto de enseñar, o descubrir, a los demás ese caldo que es distinto o tiene particularidades que lo diferencian y definen.

La cata ha sido larga en cuanto a cantidad  y heterogénea en la selección. Es destacable que, sin contacto entre nosotros, no se ha repetido ni un solo vino y ha habido una gran diversidad de productos. Hemos catado  7 blancos, 10 tintos, 1 rosado, 1 tinto dulce y un oloroso.

Hemos comenzado  con los blancos. Reseñable el primer vino procedente de una cultura muy, muy lejana, pulsa este link.

Luego el rosado y después los tintos.

y terminamos con un mencía y  algún clásico riojano ya  mayorcito.

Tras la cata, y por relajar todavía más  el ambiente, comimos unas cuantas cosas,  a saber, chorizo de León, cecina con aceite de trufa, butifarra, lomo ibérico, mojama con almendras, el trifásico de “La Prensa”, los trigueros con caracoles y champiñon con salsa de huevo frito y romescu de Lucio Lanzan de “La orkídea negra”, la espectacular empanada de atún con pimientos de Goyo del “Billauba”.

Con estos víveres bebimos

Azabache reserva 2001 graciano rioja

Vallegarcía 2004 syrah Castilla La Mancha

Desebola crianza 2004 Ribera de Duero

Luego tomamos un queso Pecorino semifresco, un magnifico queso fresco de Peñarroya de Tastavins y un Mascarpone con Gorgonzola.Terminamos con unas trufas y un celestial bizcocho de naranja, ambos elaborados por Begoña.

Todo ello regado con

domaine Bordenave harmonic Jurancon

Vin Harmonie Blanc Doux Aoc Gaillac

El maestro sierra 15 años

millenniun dolc 2004 Terra alta

Os pongo fotos individuales de los vinos catados