Los vinos más caros de España

La crisis solo ha servido a reajustar los precios en las marcas entre 12 y 25 euros y mejorar la calidad de los de abajo. Mientras tanto, los precios estratosféricos se mantienen porque su misión tiene otro soporte y otros fines que tienen que ver con las relaciones de sociedad, siempre que la marca sea mítica y por lo tanto con notorio prestigio. No obstante, no todos los vinos de este nivel tienen fama y reputación.

La pregunta más vulgar que me hacen es si un vino de 300 euros es treinta veces mejor que uno de 10. Siempre se cuestiona que la calidad esté a la altura del precio o viceversa. En cambio nadie impugna que un reloj Cartier cueste 22.000 euros o que un traje de Brioni 4.000 porque pesa la marca sobre todas las cosas y su reputación nace de una calidad sostenida e incuestionable. Uno, que sin presumir, ha bebido todo lo caro y lo barato que circula por el mundo, reconoce que siempre he experimentado una cierta emoción y expectación cuando se descorcha una botella de este género y más si pertenece a una insigne cosecha. A mi especialmente no me mueve comprar una botella por lo que pueda afectar a mi bolsillo, incluso si tuviera invitados en casa capaces de apreciarla. En cambio, podría hacer un esfuerzo en adquirirla si tuviera que obsequiar a una persona importantae para mí. Es posible que no la compartiría con él para que la pueda beber con quien quiera y busque para la ocasión un momento señalado. Este vino necesariamente debe tener la fortuna de contar con un prestigio y notoriedad que pocas marcas poseen. A estos valores hay que añadir el concepto de “vino mítico”, una concepción que solo nace de una serie de factores y el más importante es la cotización que genera sobre todo el intermediario (negociante e importador) capaz de regular la demanda y por lo tanto disparar o encoger los precios gracias al amplio margen con el que dispone. Si nos fijamos en el listado que ofrece el buscador on-line wine-searcher sobre cuáles son los vinos más caros del planeta, veremos que el ranking es diferente al que muestro en este post pues mide la cotización en los EE.UU. Algunas marcas españolas tienen precios más elevados allá sin que se deba a su calidad, al margen de los impuestos y aranceles de cada Estado pues, en general, suelen estar dictados por los importadores. Por ejemplo, el tinto Gran Arzuaga se cotiza a 288 dólares mientras que aquí no rebasa los 120 euros. En cambio, los más caros en España como La Faraona, alcanza los 633 dólares en el mercado yanqui mientras que en España se pone a 770 euros.

EL PRIMER MITO ESPAÑOL

¿Cómo se construye un mito? Es difícil cuadrar la lógica con esa calificación. Vega Sicilia es el ejemplo más claro de un vino legendario. En mi libro Vega Sicilia: Viaje al Corazón de la Leyenda, explico cuando Luis Herrero, propietario de la finca en 1914, un “bon vivant” y cazador empedernido en safaris en África, aporta una dosis de glamour al negocio. Utiliza las botellas de Vega Sicilia (marca que nace en 1.915) no como producto comercial sino como herramienta social. El vino no se vende, solo lo regala a sus clientes de otros negocios de metalurgia que poseía. Su introductor en la alta sociedad española, cuya plaza mayor era la Sociedad de Tiro de Pichón, fue el Marqués de Riscal, don Camilo Hurtado de Amezaga. Quien quisiera una botella de este vino necesariamente tendría que ser amigo, socio o cliente. Nunca en España había nacido una bodega para estos fines. El vino no se vende, hasta que en los años Cincuenta del pasado siglo se crea un pequeño círculo de clientes, hermético y de elección arbitraria y que se traslada al comercio solo a través de la restauración. Es a partir de los Setenta cuando comienzan a aparecer tímidamente algunas botellas en el mercado público que, en su mayor parte, se exhibían pero que pocas veces se bebían. Así nacería un mito de una bodega que solo fue rentable con la entrada de los actuales propietarios, los Álvarez.

LOS OTROS CASI MITOS

En plena ebullición de los grandes vinos contestatarios franceses como los entonces desconocidos “vinos de garaje” Chateau Le Pin (Pomerol) y Chateau Valandraud (Saint Emilión), estos se subieron a las barbas de los indestructibles “grand cru classé” del Medoc poniendo los precios por las nubes. Uno de ellos Jean-Luc Thunevin, que además era negociante en Saint Emilión y amigo de Peter Sissek, se interesó por los vinos de este para venderlo en exclusiva mundial. Como es de rigor entre los negociants, nadie puede comprar vino en los châteaux sin pasar por ellos. Más tarde, a través de Peter, conoció a Álvaro Palacios y le hizo la misma propuesta con L´Ermita. Ambos bodegueros españoles vendían sus respectivos vinos a Thunevin a un precio -que en el caso de Pingus no sobrepasaba los 40 euros- que después multiplicaba por cinco a sabiendas que por la escasa producción –apenas 3.000 botellas- las ventas estaban aseguradas. Ya en los últimos años sigue existiendo una desproporción entre lo que factura la bodega –estimo que no más de 150 euros por botella- y el precio final que cito más abajo. Este fenómeno se ha trasladado a los vinos que los Palacios elaboran en el Bierzo, si bien La Faraona tiene una producción mucho más pequeña en comparación con los primeros años de L´Ermita. Por lo tanto solo estos dos vinos españoles son parangonables con los grandes mitos franceses cuyos precios depende de la cotización en el mercado mundial.

EL PODIO DEL LUJO

Gracias a la precisión de la base de datos de la Guía Peñín, al que cualquier lector puede tener acceso por suscripción, he aquí el ranking de los vinos más caros de España reseñados en la edición 2014 de la Guía. Conviene puntualizar que los vinos alcanzan la puntuación máxima o casi, no podría ser de otra forma. Hay excepciones que explicaremos mas abajo. Son todos los que son.

1.- 990 € L´ERMITA 2011 TINTO (97 Ptos. GUIA PEÑIN)

Valor enológico: Un vino espectacular por lo que tiene que ver con la elegancia y complejidad poco común en un vino del priorato.

Valor social: Sin duda es el vino mas caro de España con ciertas variaciones que no merman su condición de “mito contemporáneo”. Un vino que agradecería como obsequio cualquier entendido mundial

2.- 900 € TESO LA MONJA 2008 TINTO (97 PT. GP)

Valor enológico: Conjuga la potencia, complejidad y elegancia incluso, como algo insólito en un vino de Toro.

Valor social: No tiene todavía el valor social y solo podría mostrar un interés enológico el gran aficionado.

3.- 770 € -LA FARAONA 2011 TINTO (97 PT.GP)

Valor enológico: Es la única mencía del Bierzo que posee unos rasgos no atribuibles a esta variedad, fruto de una exquisita elaboración y la casi inaccesible ubicación de sus viñedos . Sobresale la sutilidad, mineralidad y elegancia de quien sabe elaborar y lograr un retrato de una cepa que se presenta con menor envergadura en casi todas las otras marcas de la zona.

Valor social: Solo para entendidos o para los que conocen los vinos españoles además del plus que significa el nombre Álvaro Palacios.
4.- 500 € PINGUS 2011 TINTO (97 PT.GP)

Valor enológico: Un vino complejo, lleno de matices inesperados para un tempranillo de la Ribera del Duero. Tiene una elegancia y complejidad que en nada se reflejan los rasgos de los vinos de la zona.

Valor social: Idéntico valor que L´Ermita. Un vino muy inaccesible lo que le convierte en pieza codiciada entre los buenos aficionados mundiales.

5.- 495 € AMONTILLADO ZOILO RUIZ MATEOS GENEROSO (95 PT. G.P. EDICION 2013)

Valor enológico: Es un vino rico en expresión terciaria de “salinidad oxidativa” pero sin una complejidad singular que merezca más puntuación.

Valor Social: No posee ningún valor social. Su precio es el fruto del capricho de sus patronos sin tener en cuenta otros factores que también cuentan.

6.- 484 € RELIQUIA PEDRO XIMENEZ GENEROSO (96 PT. GP.)

Valor enológico: un px esplendido donde no solo contiene la dulzura y densidad de un excelente pedro ximenez, sino también una riqueza de matices de su larga crianza y una gran viveza de sensaciones.

Valor social: Solo la capacidad de Barbadillo en el mercado internacional podría influir como pieza codiciada por los muy seguidores de los vinos de Jerez.

7.-300 € DIAZ-BAYO MAJUELO DE LA HOMBRIA TINTO (92 PT. GP)

Valor enológico: no supone un ribera de singulares características. Es uno más dentro de su calidad.

Valor social: Es posible que el precio sea el resultado de una decisión del propio elaborador. No representa nada más que una visión de marketing descaminado ya que solo lo comprarán el entorno relacionado con la marca.

8.- 295 € ENATE UNO CHARDONNAY 2011 BLANCO (94 PT.GP)

Valor enológico: Un vino interesante y fuera de lo común entre los blancos chardonnay no solo de España sino a nivel internacional.

Valor social: si fuera un blanco californiano posiblemente ocasionaría cierta expectación en el mercado internacional. Al ser un vino de una variedad no vinculante con la tradición española no llama la atención. El precio se basa en una cuestión de imagen para el nuevo rico y la intención empresarial de que la marca entre en el sacrosanto y hermético podio de los míticos.
9.-250 € PESUS VIÑA SASTRE 2010 TINTO (97 PT. GP)

Valor enológico: Es la mayor expresión de la potencia de una viña vieja con una sabia selección de las bayas más maduras y un definido carácter mineral.

Valor social: Viña Sastre es una marca relativamente conocida en los EE.UU. y el vino puede ser adquirido por conocedores del potencial de la Ribera del Duero. No alcanza la categoría de mito.

10.- 249 € CONTADOR 2011 TINTO (97 PT. GP)

Valor enológico: la autoridad de una viña vieja, una elaboración ecológica y la personalidad del terroir, convierten a este vino en un ejemplo de singularidad más allá de lo que significa la Rioja como elemento a sumar.

Valor social: Después de L´Ermita y Pingus se halla en el ranking de los vinos casi míticos. Es un instrumento de prestigio por parte de los importadores y distribuidores e incluso comienza a ser distinguido por los grandes coleccionistas.

11.-218 € PEREZ PASCUAS GRAN SELECCIÓN 2006 TINTO (94 GP)

Valor enológico: No es mejor que otros vinos de la casa con precios muy inferiores. Tiene el rasgo común del envejecimiento en madera con cierta finura oxidativa y con sus medidos trasiegos. Es potente, sabroso, al más estilo clásico de los riberas.

Valor social: Simplemente es el mas caro de la casa y obedece a la decisión de la bodega a destacarlo como un referente top. No alcanza un valor social determinante.

12.-218 € GONZALEZ BYASS AÑADA 1982 GENEROSO (97 PT. GP)

Valor enológico: Posee todas las virtudes que un inteligente envejecimiento a la jerezana, pueda tener un vino del Marco de Jerez. Cuenta con el valor añadido de una complejidad oxidativa con recuerdo a los antiguos vinos de “añada” del catálogo decimonónico de la Casa.

Valor social: sin duda posee el atributo mítico circunscrito a un modelo jerezano de vino con prestigio, pero sin el valor trascendental -por ejemplo- de un gran vintage de Oporto.

13.- 215 € ARTADI VIÑA EL PISON 2011 TINTO (97 PT. GP)

Valor enológico: es la conjunción de los valores del terroir extrayendo toda la nobleza de la identidad de una tempranillo insólita. Todo ello da como resultado el tinto con más elegancia y complejidad de la Rioja.

Valor social: posee un valor social muy inferior a su valor enológico. Un vino reconocido por los importadores y distribuidores pero todavía no alcanza el interés de los coleccionistas mundiales.

14.- 200 € VEGA SICILIA RESERVA ESPECIAL 1994 TINTO (97 PT.GP)

Valor enológico: Posee todos los ingredientes que identifica mejor que ningún otro vino los rasgos mas identificables de un gran vino tinto español clásico (larga crianza, notas oxidativas, especiado, complejo).

Valor social: Todavía es una rareza y no se cotiza mas allá de lo que la bodega pueda ofrecer por el escaso número de botellas.

15.- 190 € VEGA SICILIA UNICO 2004 TINTO (97 PT. GP)

Valor enológico: sin ser tan clásico como el Reserva Especial, reúne los rasgos de una larga crianza pero también un reflejo de un viñedo excepcional. Atesora todos los resortes para asegurar una larga conservación en botella, ideal para coleccionistas.

Valor social: sin duda es el mito nacional más incontestable a nivel patrio y mundial. Es el vino más caro de España que más botellas se comercializa.

Fuente : el blog de José Peñin

Anuncios

Un comentario

  1. Creo que se confunde “vino mítico” (del que hablan muchos) con “vino elitista” (del que hablan solo unos pocos).
    El “vino mítico” se descubre en cata a ciegas, el “vino elitista” en cata a “etiqueta vista” y, a ser posible, delante de selecta concurrencia, que quedará naturalmente maravillada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s