Primeros contactos con un limón

Sin duda el sabor ácido es uno de los cinco sabores básicos más intenso, desde ese cosquilleo que nos recorre la espalda hasta esa experiencia, casi milagrosa, en la que piensas que vas a ser incapaz de contener la saliva dentro de la boca. Como muestra os dejo este divertido botón.