¿Qué es un whisky ahumado?

Para maltear la cebada que dará lugar al whisky, esta debe ponerse en remojo y secarse después. Gracias a este proceso, luego será más fácil extraer los azúcares para el proceso de maceración. Este proceso es similar en todas las destilerías, aunque difiere un poco para crear un whisky ahumado.

En el caso de los whiskies ahumados, la cebada se seca con el calor y el humo de un fuego de turba. La turba es una mezcla de vegetación, animales y musgo, que con el paso de los años se ha ido compactando en capas. Como una especie de barro muy compacto. Anteriormente (y en algunas islas todavía) se utilizaba en Escocia para calentar las casas.

turba-ahumado

Hoy en día es la base para la creación de diversos whiskies ahumados. El humo de la turba produce elementos químicos llamados fenoles, que la cebada malteada absorbe en el proceso de secado. Según el tiempo que se expone el grano al humo, la cantidad de humo y el tipo de turba utilizada, cambiará el nivel de fenoles.

Normalmente, la malta húmeda se seca durante unas 30 horas (en ocasiones más). En el caso de Laphroaig, se seca durante 15 horas con humo de turba y luego 19 horas con aire caliente.

Cuando se acaba el proceso de secado, se mide la cantidad de fenoles (o de “ahumado) de la malta. Para hacerlo, se utilizan PPM (partes de fenol por millón). Cada destilería suele tener siempre el mismo nivel de PPM para su malta, que después también se medirá en el espirituoso final.

Durante el proceso de destilación siempre se pierden fenoles, por lo que en el whisky final encontraremos una tercera parte de los PPM iniciales. La mayoría de los whiskies tienen siempre un ligerísimo toque ahumado, entre 1 y 5 PPM, prácticamente indetectable. Cuanto más ahumado es un whisky, más fácil es detectar los niveles de fenoles.

Para que os hagáis una idea, estas son las cantidades de algunos whiskies ahumados:

The Ardmore – entre 12 y 14 PPM

Benromach – 12 PPM

Talisker – entre 18 y 22 PPM

Bowmore – 25 PPM

Lagavulin – entre 35 y 40 PPM

Ardbeg – 55 PPM

Laphroaig – entre 40 y 60 PPM

No existe una manera “correcta” de disfrutar de un whisky ahumado. Hay quién lo prefiere sólo, otros le añaden agua y algunos incluso hacen increíbles cócteles.

Como con cualquier whisky, debes tomarlo como más te guste. Pero si no has probado un whisky ahumado nunca, mejor no empieces con un Bruichladdich Octomore 6.3 (sólo para valientes, ¡258 PPM!).

octomore

En mi caso, mi primer whisky ahumado fue el irlandés Connemara. Un whisky perfecto para iniciarse, ya que la triple destilación irlandesa suaviza el toque de humo. The Ardmore es también una buena opción para principiantes.

Si ya sabes si te gustan los whiskies ahumados (y la respuesta es afirmativa) podemos avanzar más. Aquí ya entramos en el tipo de matices que te gusta encontrar en cada whisky. Si te gustan los toques a jerez, apuesta por un Bowmore, un buen equilibrio entre turba y jerez. Si prefieres toques un punto más dulzones, acércate a Ardbeg.

Fuente: Todo Whisky
Anuncios

¿Qué es Diageo Special Releases?

La colección Diageo Special Releases de 2016 está compuesta por 10 whiskies escoceses, que se lanzan al mercado en pequeñas cantidades. Estas expresiones son, según Diageo, “lo mejor de nuestro portfolio de whisky escocés”.

Todas las expresiones de la colección son ediciones limitadas, embotelladas como cask strength, que harán las delicias de aficionados y coleccionistas. Como siempre, destacan las expresiones de destilerías ya cerradas, como un single grain de 40 años de Cambus o una expresión de 37 años de Port Ellen.
diageosr2016-all-585x206
Auchroisk 25 años

Aunque actualmente tenga un nombre difícil de pronunciar, el single malt Auchroisk solía llamarse Singleton. Es un whisky poco conocido y difícil de encontrar, y tal vez por ello es la 3a vez que forma parte de la colección Diageo Special Releases.

Esta expresión, destilada en 1990, es una mezcla de barricas de segundo llenado de roble americano y roble europeo. Se ha embotellado al 51.2% de volumen, y tan sólo existen 3.965 botellas. Su precio de venta es de 280£ (337 euros).

Brora 38 años

Otro clásico en la selección Diageo Special Releases, y uno de los más buscados. La destilería de Brora cerró en los años 80, y la falta de expresiones de embotelladores independientes lo convierte en un rare malt.

Esta expresión, destilada en 1977, se ha embotellado al 48.6% de volumen. Tan sólo hay 2.984 botellas, y su precio de venta es de 1.450£ (unos 1.700 euros).

Cambus 40 años

En los últimos años, Diageo está dando una oportunidad al whisky de grano dentro de la serie Diageo Special Releases. La destilería cerró en 1993, con sólo una expresión a la venta (la que commemoraba el cierre).

Cambus 40 años ha madurado en barricas de segundo llenado de roble americano, y se ha embotellado al 52.7% de volumen. Tan sólo hay 1.812 botellas disponibles, a un precio recomendado de venta de 750£ (878 euros).

Caol Ila 15 años

Esta es, quizás, la expresión más asequible si queremos hacernos con una de las botellas de la Diageo Special Releases. Caol Ila es un habitual en la selección de Diageo, aunque este año sorprende con una expresión sin turba (aunque siempre quedara un poco de humo).

Esta expresión de Caol Ila se destiló en el año 2.000 y se embotelló el año pasado al 61.5% de volumen. Habrá cantidades limitadas en todo el mundo, con un precio recomendado de venta de 90 £ (105 euros).


Cragganmore

La única expresión de la colección sin definición de edad (NAS). Una expresión que ha madurado en barricas hogsheads americanas de segundo llenado, hogsheads americanas rejuvenecidas y barricas de roble europeo de segundo llenado.

Embotellada al 55.7% de volumen, sólo existen 4.932 botellas en todo el mundo. Su precio de venta es de 400 £ (468 euros).

Glenkinchie 24 años

Esta es una expresión que se aleja del habitual perfil Lowland de la destilería de Glenkinchie. Ha madurado completamente en barricas de segundo llenado de roble europeo.

Destilada en 1991, se ha embotellado al 57.2% de volumen. Existen 5.928 botellas de esta expresión, disponibles por un precio recomendado de venta de 300 £ (350 euros).

Lagavulin 12 años

Es la expresión más accesible de toda la gama Diageo Special Releases. Además, este año es algo especial, ya que la destilería conmemora 200 años de historia.

Esta expresión se ha embotellado al 57.7% de volumen, y estará disponible mundialmente en cantidades limitadas. Su precio de venta: 80 £ (93 euros).

Linkwood 37 años

Desde 2008 no había aparecido otra expresión de Linkwood en las Diageo Special Releases, lo que la convierte en una de las expresiones más curiosas.

Destilado en 1978, este whisky se ha embotellado al 50,3% de volumen. Con un precio de venta de 600 £ (700 euros), tan sólo existen 6.114 unidades en todo el mundo.

Mannochmore 25 años

Esta es una de las expresiones que más destacan en la selección Diageo Special Releases. Las barricas formaban parte de un programa experimental de Diageo llamado Calculus. En él se investigaban los procesos de maduración y envejecimiento combinando whiskies con distintos tipos de barrica. De ese programa salieron varias expresiones, pero otras aún esperan ver la luz.

Este Speyside es una combinación de barricas de bourbon de primer llenado, barricas nuevas de roble y barricas Butt de roble europeo. Embotellada al 53,4%, existen 3.954 botellas, con un precio de venta de 250 £ (292 euros).

Port Ellen 37 años

La joya de la corona de cada lanzamiento de la gama Diageo Special Releases. La destilería cerró en 1983, y desde entonces sus whiskies son de los más buscados en todo el mundo.

Esta expresión ha madurado en barricas hogsheads y butts de roble americano de segundo llenado. Destilado en 1978, se ha embotellado al 55.2% de volumen. Tan sólo existen 2.940 botellas en todo el mundo y su precio está lejos del alcance de muchos: 2.500 £ (2.900 euros).